Consejos de salud
Las Várices: ¿por qué se producen? ¿Cómo se tratan?

varices Las varices ocurren por malfunción de las válvulas de las venas de las piernas. En situación normal, las válvulas venosas están para ayudar a que la sangre de retorno vuelva al corazón y no caiga por efecto de la gravedad.

Sin embargo, los embarazos, las tromboflebitis, la obesidad o una cierta predisposición congénita pueden hacer que las válvulas se ensanchen y debiliten. La sangre se estanca así en las venas sobre todo de las piernas y éstas se hacen gordas y tortuosas.

Las varices tienden a hacerse más grandes con el tiempo, y pueden llegar a ser causa de edemas en las piernas y úlceras varicosas, que a menudo se preceden de pigmentación parda de la piel.

Síntomas.

Venas agrandadas visibles bajo la piel de las piernas.

Coloración parda-grisácea de los tobillos/pantorrillas.

Úlceras en la piel de los tobillos.

Tratamientos y recomendaciones.

Auto-ayuda (medidas generales). Evitar sentarse o estar de pie quieto durante largos períodos. Si el trabajo o la vida diaria son sedentarios, hay que flexionar piernas y tobillos frecuentemente, levantarse y andar.

Al final del día, ayudará a aliviar toda tumefacción el elevar las piernas unos centímetros por encima del nivel del corazón. El ejercicio regular (paseo, bicicleta, natación) disminuye la presión en las venas y alivia las molestias.

Medias compresivas. Proporcionan alivio inmediato y duradero, al comprimir las varicosidades y mejorar así el retorno venoso. Suelen estar diseñadas de forma que la máxima compresión se da alrededor de los tobillos y pantorrillas. Pueden estar indicadas también en el embarazo.

Cirugía. Las varices pueden quitarse mediante intervención quirúrgica, que debe incluir la escisión de la vena más grande y de sus tributarias o colaterales. El beneficio a largo plazo en pacientes apropiados es muy alto.

La cirugía suele complementarse con la esclerosis de varices. Para varicosidades pequeñas, pero con efecto estético inaceptable, se suele emplear una técnica que consiste en inyectar directamente en cada vénula superficial varicosa una sustancia química que produce una inflamación de la vénula, que luego se sigue de cicatrización (esclerosis) de la misma.

La técnica incluye por lo general múltiples sesiones. Si se realiza correctamente, es prácticamente indolora y exenta de complicaciones.

Suscríbete haciendo click aquí y recibirás en tu buzón el boletín mensual de Guia-medica.com con información y consejos de salud, y notificación de actividades como: jornadas gratuitas de despistaje, jornadas de atención odontológica, etc....además participarás en nuestros sorteos donde podrás ganar interesantes premios.

Click aquí para volver